Calle Isaac Albeniz 220, Oficina 203, San Borja

Visítenos

Ph.D Odontopediatría

Mario César Elías Podestá

Fundamentos teóricos y prácticos

Odontopediatría y Odontología

Integral

Casos Clínicos

en Bebés

Dr. Mario Elías Podestá

Cirujano Dentista

-Odontopediatra
-Magíster y Doctor

Dra. Paloma Elías Díaz

Cirujano Dentista

-Diplomada en Odontología para bebés
-Magíster en Investigacion y Docencia

Dr. Victor valenzuela Ríos

Cirujano Dentista

-Odontología Integral del Adulto
-Implantes y Rehabilitación

Sra. Luisa Picardo Apolinario

Administradora

Central de Citas :
(01) 2747298 / 993956044

Tips de Salud Bucal

El primer paso que debe tomar para prevenir caries dental en su niño(a) es el hacer una cita con su dentista y arreglar todos sus dientes con caries antes de que nazca su hijo(a). La bacteria dental es transmitida de los padres a sus hijos (ejemplo; cuando uno los besa en la boca o cuando uno enfria la sopa en la cuchara que se usa para darles de comer). Entre mas bacteria haya en su boca mas probabilidades hay de que usted se las pase a su hijos.

Más información aquí

El Segundo paso es hacer una cita para ver al dentista para buscar consejo sobre los cuidados a seguir una vez que su hijo nazca. El dentista le hablara sobre las diferentes maneras de mantener los dientes de su hijo(a) limpios. Tambien hablara sobre el importante papel que tiene el fluor en la salud dental de su hijo(a). Otros temas a discutir son el uso del biberon, el habito de chuparse los dedos, el uso de chupones, y cosa que hacer cuando su niño(a) empieza a tener sus primeros dientes.

Más información aquí

¿Sabias   que   la primera visita  al  dentista es conveniente  desde que  erupcionan  los  primeros  dientes de leche?

Cuando los  primeros dientes  erupcionan   (salen),   también  surgen  muchas  dudas, como por ejemplo:  cuando  es  conveniente  comenzar  a realizar la limpieza  en  los dientes,  o  como es la forma correcta de limpiarlos, algo tan sencillo como una gasa  húmeda, envuelta  en   tus dedos es la herramienta perfecta para limpiar los dientes de tu bebe.

¿Sabías que se puede prevenir la aparición de caries dental aplicando selladores de fosetas y fisuras?

Los  dientes posteriores,  es decir  los  molares , tiene en su anatomía normal   pequeñas grietas en la superficie con la que masticamos, es ahí donde comienzan a formase las caries  por  lo tanto   es conveniente  aplicar  selladores  de  fosetas  y  fisuras  que  son  ligeras capas de resina fluida que  sellan esas fisuras y previenen la formación de caries.

Noticias

Según un estudio de la Universidad de Murcia, casi la mitad de los adolescentes españoles tienen riesgo de enfermedades cardiovasculares asociados al sedentarismo, la obesidad y los malos hábitos alimenticios. La ingestión temprana de alcohol también tiene que ver en este aspecto.

Según el catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia Salvador Zamora Navarro en la presentación de un estudio sobre "Disminución del Riesgo Cardiovascular en Adolescentes", este riesgo cardiovascular esta asociado al sedentarismo, la obesidad y los malos hábitos alimenticios, principales factores de riesgo para desarrollar problemas de hipertensión y diabetes tipo II así como trastornos cardíacos o metabólicos, ha señalado el especialista.

El estudio, realizado entre 2001 y 2009 en localidades de Granada, Santander, Zaragoza, Madrid y Murcia en una población de 18.000 adolescentes de entre 13 y 18 años, refleja que la dieta de este grupo poblacional es alta en proteínas, deficiente en glúcidos y alta en grasa.

Mas Información aqui

La alimentación es determinante en el estado de la salud en general e influye, por tanto, en el estado de la salud bucodental. Respecto a la salud bucodental, existen elementos cuya participación en la formación y salud de los dientes y las encías es fundamental. Entre ellos destacan el calcio, el fósforo, el flúor, las vitaminas D y A y las vitaminas del grupo B.

Estos nutrientes, esenciales para la formación y mantenimiento de las estructuras del organismo en general, y de los dientes y encías en particular, son indispensables en la dieta a todas las edades si queremos conseguir y mantener una boca sana y una sonrisa bonita. La leche y los productos lácteos son un grupo de alimentos que constituyen una fuente excelente de la mayoría de estos elementos.

Mas Información aqui

 

Te contamos como te puede afectar.

El morderse las uñas es un trastorno de control de impulsos cuando la persona está ansiosa o nerviosa. La personas que se muerden las uñas indican que es un acto auto-calmante y a veces ni se dan cuenta. El morderse las uñas puede traer muchas consecuencias, se trasmite nerviosismo a los demás, las uñas padecen mucho y quedan poco estética y además se puede sufrir dolor alrededor de los dientes. No solo los dedos sufren estas consecuencias, en las uñas tenemos un gran número de bacterias por ello las personas corren el riesgo de contraer alguna enfermedad o malestar digestivo. Y además también puede afectar a la salud dental.

Mas Información aqui

Dientes sanos con una alimentación sana

La alimentación es determinante en el estado de la salud en general e influye, por tanto, en el estado de la salud bucodental. Respecto a la salud bucodental, existen elementos cuya participación en la formación y salud de los dientes y las encías es fundamental. Entre ellos destacan el calcio, el fósforo, el flúor, las vitaminas D y A y las vitaminas del grupo B.

Estos nutrientes, esenciales para la formación y mantenimiento de las estructuras del organismo en general, y de los dientes y encías en particular, son indispensables en la dieta a todas las edades si queremos conseguir y mantener una boca sana y una sonrisa bonita. La leche y los productos lácteos son un grupo de alimentos que constituyen una fuente excelente de la mayoría de estos elementos.

El calcio

El calcio es un elemento imprescindible en la formación de los huesos y los dientes. El 99% del calcio existente en nuestro cuerpo se encuentra en ellos. El 1% restante está en la sangre, en el líquido extracelular y en el tejido graso o adiposo. El calcio es necesario para la transmisión de los impulsos nerviosos, para la contracción muscular, para la coagulación de la sangre y para el funcionamiento del corazón y el mantenimiento de la presión arterial, entre otros. Se recomienda una cantidad media de 1,2gr de calcio al día. Si no se ingiere una cantidad suficiente, el organismo se ve obligado a extraerlo de los huesos para asegurar este 1%. Con ello, los huesos se debilitan por lo que, no sólo se favorece la aparición de la osteoporosis, sino también de enfermedad periodontal. En el plano bucal el hueso que acusa antes la pérdida de calcio es el hueso alveolar, que es el que soporta al diente; por ello, el diente va perdiendo su soporte y aumenta su movilidad. Al aumentar el consumo de calcio se han encontrado mejoras en los procesos inflamatorios y en la movilidad dental. Por esto es especialmente conveniente aumentar el aporte de calcio en personas que sufren enfermedad periodontal. La principal fuente de calcio para nuestro organismo es la leche y sus derivados. El aporte óptimo de calcio se consigue con unos cinco o seis vasos de leche, tanto entera como desnatada, cinco o seis yogurt o unos 150gr de queso en porciones, manchego o de bola. Hay otros alimentos que contienen calcio como los cereales, las verduras u hortalizas de color verde oscuro, las nueces, las habichuelas y el pescado pequeño que pueda comerse con espinas como sardinillas o boqueroncillos.

El fósforo

El fósforo es el segundo mineral más abundante del organismo y su metabolismo está muy relacionado con el del calcio. Junto a éste, constituye la estructura de los huesos y los dientes. Entre otras funciones, contribuye a mantener la actividad del sistema muscular y el equilibrio ácido-base del organismo. Lo encontramos en alimentos de origen animal como la leche y sus derivados, los huevos, el pescado y también en alimentos de origen vegetal como las legumbres, las nueces o los calabacines.

El flúor

El flúor en su forma elemental es un gas y está dentro del grupo de los halógenos. Es el más electronegativo de todos los elementos, por lo que tiene una gran reactividad. Por ello, en la naturaleza se encuentra frecuentemente asociado con otros elementos como el calcio. El Flúor se encuentra en las aguas a diversas concentraciones según la región geográfica y en alimentos como el té. Está presente en menor cantidad en otros alimentos de origen vegetal como tomates, judías, lentejas, cerezas, patatas. En animales, lo encontramos en la caballa, sardina, hígado de vaca, pescados frescos, etc. Se considera que la concentración de flúor en los alimentos y fuentes conocidas de flúor no debería exceder de 1ppm (parte por millón) o mg/lt para considerar su ingesta como “segura”. Su ingestión por encima de los límites aceptados como normales está contraindicada, ya que un exceso de dosis puede alterar las estructuras ósea y dental provocando lo que se conoce como fluorosis. Los dientes son muy sensibles a los agentes externos durante el período de su formación y es durante este período cuando tienen lugar las malformaciones dentarias que se van a dar. Una vez malformado el diente queda así toda la vida de la persona. En la boca, el flúor es efectivo a nivel local o tópico ya que reacciona con los cristales de hidroxiapatita del esmalte formándose fluorapatita que es más resistente a la acción de los ácidos orales que actúan en la formación de la caries dental. Por tanto, está especialmente contraindicada la administración de suplementos fluorados en forma de gotas o pastillas ya que, en mayor o menor medida, provocarán fluorosis, tanto ósea como dental. Unicamente se admite la administración de suplementos fluorados en niños con alto índice de caries y siempre, diagnosticados y tratados por su odontopediatra. Al respecto, es muy importante saber qué se les da a nuestros niños ya que existen productos en el mercado que exceden en muchísimo las cantidades consideradas normales de concentración de flúor. Existen aguas embotelladas, con y sin gas, con concentraciones hasta de 7,8mg/lt y, además, no lo indican en su etiquetado.

La vitamina D

La vitamina D tiene una importante función en el mantenimiento de la salud ósea y dental, ya que facilita la absorción de calcio y fósforo, los cuales son necesarios para tener huesos y dientes sanos, y para mantener en buen estado nuestro sistema nervioso. Además, mantiene los niveles adecuados de calcio en sangre. La vitamina D la encontramos en el pescado azul, aceite de hígado de pescado, margarina, huevos, leche y productos lácteos. Una parte de esta vitamina se forma en la piel por acción de los rayos solares, de ahí la importancia de exponernos moderadamente al sol.

La vitamina C

La vitamina C, además de intervenir en la formación de glóbulos rojos, favorece la absorción del hierro, aumenta la resistencia a las infecciones y tiene una acción antioxidante o antienvejecimiento celular. Además, la vitamina C tiene un papel importante labor en el desarrollo y mantenimiento de la salud de dientes y encías. Interviene en la síntesis de colágeno de las encías y del resto del organismo. El colágeno es necesario en la formación de la piel, músculos, vasos, órganos internos, etc. y su función es fundamental en los procesos de reparación y cicatrización de estos tejidos. Interviene, también, en la formación de cartílago, tendones y huesos. Por otro lado, la vitamina C protege la integridad de los vasos sanguíneos, manteniendo su adecuada permeabilidad, con lo que a nivel del periodonto protege de los ataques bacterianos. Por todo ello, el déficit de vitamina C produce una menor resistencia a las infecciones y una alteración en la cicatrización de las heridas que se hace más lenta. Si el déficit es pronunciado, se producen síntomas como tumefacción y hemorragia de las encías y facilidad para que salgan hematomas con golpes mínimos. Si progresa, se producen pérdidas dentarias. Estos son los síntomas característicos del escorbuto. Esta enfermedad era frecuente en los marineros que se embarcaban largas temporadas sin consumir fruta fresca. La vitamina C se encuentra, principalmente, en las frutas conocidas como cítricos (naranja, limón, mandarina, pomelo, etc.), kiwi, soja fresca, tomates, pimiento verde, lechuga, patata, coliflor, etc.

La vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble fundamental para el buen estado de la piel y las mucosas e interviene en la función de la visión. Es importante para el desarrollo del sistema nervioso y la formación de hormonas sexuales. Además, interviene en la formación y desarrollo de los huesos y los dientes, previene las infecciones y tiene función antioxidante y anticancerígena. Su déficit produce alteración de la estructura de huesos y dientes y resecamiento de las mucosas con lo que aumenta la predisposición a caries e infecciones. Se encuentra en alimentos de origen animal (en forma de retinol) como pescado azul, hígado, yema de huevo, mantequilla, queso, leche entera o enriquecida. También se encuentra en alimentos de origen vegetal (en forma de betacaroteno) como albaricoque, melón, zanahoria, mango, melocotón, espinacas, coles de Bruselas, tomate, nísperos, etc.

Vitamina B1

La vitamina B1 o Riboflavina, tiene varias funciones como la participación en la formación de anticuerpos y glóbulos rojos y el mantenimiento de una piel y unas mucosas sanas. Su déficit produce glositis (inflamaciones de la lengua), estomatitis angular (fisuras o grietas en la piel que se irradian desde los ángulos de la boca y a veces hasta la mucosa bucal) y queilosis de los labios (fisuras dolorosas en los labios superior e inferior). También se asocian a la deficiencia de vitamina B2 alteraciones del cristalino del ojo y de las mucosas de la boca y del resto del cuerpo. Su administración mejora todas estas lesiones. Son fuentes de vitamina B2 la leche, queso, huevos, hígado, legumbres, vegetales verdes y levadura de cerveza.

Vitamina B6

La vitamina B6 o Niacina, tiene varias funciones en el organismo entre las que se encuentran un papel fundamental en el funcionamiento del sistema nervioso y en la síntesis de hormonas sexuales. Pero además mantiene la salud de la piel. Parece ser que tiene un papel importante en la prevención de la periodontitis. Su administración mejora la inflamación de la lengua o glosistis y la lengua atrófica, en que la superficie de la lengua se ve alisada, generalmente enrojecida, carece de las papilas normales y puede ser dolorosa. La niacina se encuentra en el hígado, carnes magras, cereales, legumbres y levadura de cerveza.

Vitamina B12

La vitamina B12 o cianocobalamina tiene importantes funciones en el organismo como la participación en la maduración de glóbulos rojos, en la absorción de hierro, en la estructura del sistema nervioso y en la síntesis de ADN. Se postula la corrección de los déficit de vitamina B12, ya que mejora las periodontitis. Las fuentes alimentarias son: carnes, vísceras, huevos, pescados y productos lácteos. Esta vitamina no está presente en alimentos de origen vegetal, por lo que falta en regímenes vegetarianos estrictos.

El 40 por ciento de los adolescentes tienen riesgo cardiovascular

Según un estudio de la Universidad de Murcia, casi la mitad de los adolescentes españoles tienen riesgo de enfermedades cardiovasculares asociados al sedentarismo, la obesidad y los malos hábitos alimenticios. La ingestión temprana de alcohol también tiene que ver en este aspecto.

Según el catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia Salvador Zamora Navarro en la presentación de un estudio sobre "Disminución del Riesgo Cardiovascular en Adolescentes", este riesgo cardiovascular esta asociado al sedentarismo, la obesidad y los malos hábitos alimenticios, principales factores de riesgo para desarrollar problemas de hipertensión y diabetes tipo II así como trastornos cardíacos o metabólicos, ha señalado el especialista.

El estudio, realizado entre 2001 y 2009 en localidades de Granada, Santander, Zaragoza, Madrid y Murcia en una población de 18.000 adolescentes de entre 13 y 18 años, refleja que la dieta de este grupo poblacional es alta en proteínas, deficiente en glúcidos y alta en grasa.

Los hábitos alimentarios de los adolescentes, con una ingesta elevada de carne y pocos pescados, cereales, legumbres, frutas y verduras, al contrario de las recomendaciones de la pirámide alimentaria, así como el consumo cada vez más temprano de alcohol y la escasa actividad física aumentan los riesgos cardiovasculares, hipertensión, obesidad, colesterol e hiperlipemia y sedentarismo.

El 21 por ciento de los adolescentes presentaron alguno de estos factores de riesgo, el 49,3 por ciento de las chicas, el sedentarismo y el 40,3 por ciento de los chicos, hipertensión. Un 0,5 por ciento tenía cuatro factores a la vez.

Los resultados de la aplicación del programa PATH, de realización de ejercicio físico, mejoró la frecuencia cardiaca de los participantes, que bajaron en 17 pulsaciones por minuto, de 167 a 150, y el riesgo cardiovascular moderado que disminuyó del 40,3 por ciento al 25,9 por ciento, después de la Prueba del Escalón.

Novedad Editorial

< >

2da Edición

Editorial Savia 2016

Testimonios

Yo necesitaba la Ortodoncia urgentemente porque tenía mis dientes muy torcidos y desgastados, no sonreía casi y me mordía los cachetes.
Mi tratamiento duró 18 meses. Hoy, 8 meses después de haber terminado el tratamiento tengo más confianza en mi sonrisa y siento que los dientes funcionan mejor.
Mayra M. De Los Ángeles
Paciente
El dentista y su personal era genial y los recomiendan 100%.
Maribel O. De Bell Gardens
Paciente
Yo tenía una cita, fue tomada en el tiempo, personal nos explicó todo bien, muy atento a los niños, experiencia entera fue maravilloso. También tienen un montón de información en línea.
Joseph L. de Bakersfield
Paciente